Quitarse la ropa, quitarse los prejuicios. Bajo esta premisa, cada vez son más los destinos en Sudamérica aptos para recibir a los naturistas de corazón, aquellos que prefieren vivir e interactuar con la naturaleza, literalmente, a flor de piel. Porque estamos seguros que has pensado ir a una al menos una vez en tu vida, aquí te presentamos las 10 mejores playas nudistas de Sudamérica.

 

1. Playa Boca de Saco, Colombia

La única playa legalmente nudista en Colombia, Boca de Saco se encuentra en el paraíso caribeño de Santa Marta, al norte del país. Este destino es visitado por nudistas de todo el mundo, por lo que no te sorprendas si te encuentras con más europeos que colombianos. De todas formas, esta playa de arenas blancas y grandes rocas nunca está repleta, y siempre puedes encontrar un rincón para disfrutar en soledad o con tu pareja. Cerca hay cabañas, hoteles ecoturísticos y zonas de camping. Puedes complementar tu viaje con una visita al impactante Parque Nacional Natural Tayrona.

Cómo llegar: Una vez en el Parque Nacional Tayrona, pregunta por el sendero hacia Cabo San Juan, luego de tres horas caminando al lado del azul profundo del mar, puestos de artesanía y una agradable brisa tropical, llegarás a la playa Boca de Saco.

2. Playa Chihuahua, Uruguay

Aunque recién el 2000 fue legalmente reconocida por las autoridades, desde los años 60 que Playa Chihuahua ha existido como un oasis uruguayo para los naturistas. La playa tiene una extensión de 2 km, y en temporada alta pueden asistir, diaramente, hasta 3 mil personas. La infraestructura y oferta de alojamiento es de excelente calidad, con algunos alojamientos de lujo -y naturistas- que reciben a nudistas nacionales y extranjeros para disfrutar como Dios los trajo al mundo.

Cómo llegar: Playa Chihuahua se encuentra en el kilómetro 115,5 de la Ruta Interbalnearia, a tan solo 5 minutos del Aeropuerto Internacional Laguna del Sauce, y a 20 minutos del centro de Punta del Este.

3. Praia de Massarandupió, Brasil

Brasil es el país de Sudamérica que más playas nudistas tiene para ofrecer, y la guinda de la torta es Praia de Massarandupió en el Estado de Bahía, a 90 kilómetros de Salvador. Entre medio de dunas y palmeras encontrarás pequeños bares para disfrutar de una helada Caipiriña a calzón quitado. La playa es inmensa y limpia, de dos kilómetros de extensión, y si la visitas entre julio y septiembre podrás toparte con uno de los espectáculos más preciosos de la naturaleza: el desove de tortugas marinas.

Cómo llegar: Manejar 90 kilómetros al norte desde Salvador hasta llegar al pequeño pueblo de Massarandupió. Aquí existe muy agradable una posada naturista, La Pousada Quinta das Flores. La playa queda a 4 km de la Posada; no existe alojamiento más cercano a ella, porque se trata de una reserva de protección ambiental, y está prohibida la construcción en las proximidades del mar.

4. Playa Mono Manso, Venezuela

Pareja de nudistas acostados en la arena

De arena suave y blanca, la playa Mono Manso está protegida por un frondoso bosque tropical que limita la excesiva presencia de personas. En el lugar no hay servicios, pero se puede acampar. Una de las gracias de esta playa, aparte de sus cristalinas y tranquilas aguas, es su atmósfera familiar. Los nudistas venezolanos son nudistas orgullosos, al punto de crear una ONG que tiene como misión fomentar el nudismo en base al respeto y las buenas costumbres.

Cómo llegar: En el Estado Vargas se encuentra la población pesquera Chuspa, al cual se llega por carretera desde La Guaira, por el oeste, y desde Higuerote, en el estado Miranda, por el este. Desde Chuspa salen lanchas regularmente para visitar las playas que están más alejadas, incluyendo la playa Mono Manso.

5. Puerto Bonito, Perú

Pareja de nudistas caminando por la orilla del marFoto por Asociación Naturista Nudista de Lima.

Los días nublados de Lima no impiden que los más osados salgan a expresar su libertad. Es así como la playa de Puerto Bonito, que aunque no ha sido reconocida oficialmente por las autoridades, se ha transformado en los últimos 10 años como el destino ideal para parejas y familias que buscan despojarse de su pudor. Está escondida entre acantilados y cerros de arena que la hacen segura y a prueba de curiosos.

Cómo llegar: Desde Lima se debe tomar la Panamericana Sur y viajar por 72km hasta llegar al desvío hacia Puerto Bonito.

6. Playa Luna, Chile

Nudistas caminando por la playa

La playa nudista chilena por excelencia, Playa Luna es una joya para disfrutar el Pacífico sin nada más que nuestra propia piel para sentirlo. La playa se encuentra entremedio de los acantilados de Puchuncaví, en el litoral central norte, y tiene una extensión de arenas claras de 500 metros. Playa Luna es el único lugar en el país donde se practica el eco-nudismo -o naturismo- en forma social, organizada y tolerada.

Cómo llegar: Históricamente, el acceso a Playa Luna era caminando 5 km por los acantilados desde la caleta de Horcón, en la Región de Valparaíso. Sin embargo, con el cambio de marejadas en los últimos años, el trayecto se ha vuelto bastante riesgoso y no se aconseja realizarlo. Recomendamos ingresar al sitio de la Agrupación Naturista de Chile, quienes organizan visitas guiadas a la playa.

7. Praia do Abricó, Brasil

Personas nudistas bañandose en el marFoto por Ana Carolina Fernandes.

Si vas a Río de Janeiro, te recomendamos visitar Praia do Abricó. Queda a tan sólo 52 km de la ciudad y con sus dos grandes macizos de roca cubierta de vegetación, ofrece una de las postales naturistas más llamativas de la zona. La playa tiene un ambiente familiar, es bastante concurrida los fines de semana, y cuenta con barracas donde comprar cerveza y algo de comer.

Cómo llegar: Praia do Abricó está inserta en el lado este del Parque Grumari. La mejor opción para llegar a es manejar desde Barra da Tijuca a Recreio dos Bandeirantes o tomar los transportes públicos que parten desde el centro de Río. Al llegar a Grumari, es común negociar con los pescadores de la playa para trasladarse en sus barcos a las playas aledañas.

8. Playa La Sirena, Uruguay

Nudistas caminando por la playa

La Serena es la segunda playa nudista de Uruguay y está inserta en la costa de Rocha, famosa por sus reconocidos atractivos playeros como Punta del Diablo y Cabo Polonio. La playa es un sitio aislado y tranquilo, no cuenta con ningún tipo de infraestructura o servicios, lo que otorga la posibilidad de conectarse totalmente con la naturaleza salvaje del lugar.

Cómo llegar: La Sirena está ubicada a dos kilómetros al norte del balneario Aguas Dulces. Al ingresar al balneario dirigirse hasta la avenida Cachimba y Faroles y girar a la izquierda en dirección norte hasta el final de la calle. Desde allí la distancia a la playa es de dos kilómetros por la playa o a través de las dunas. 

9. Praia Olho de Boi, Brasil

Bosque verde y pequeña playa

El encanto de la playa Olho de Boi, en Buzios, es su pequeño tamaño. Protegida por un desfiladero de acantilados, esta playa es un rincón paradisíaco para los nudistas. Llegar a ella requiere subir y bajar un morro, sortear rocas y mezclarse con su salvaje vegetación, pero todo vale la pena al divisar las blancas arenas y cristalinas aguas.

Cómo llegar: Estando en Buzios debes dirigirte a Playa Brava, desde ahí puedes tomar los “taxis acuáticos” que te dejan en Ohlo de Boi o simplemente atravesar el paisaje selvático a pie. Ten cuidado si decides ir por tu cuenta, ya que algunos tramos están entre las piedras y pueden ser algo peligrosos.

10. Playa Escondida, Argentina

Madre e hija desnudas observan playaFoto por playaescondida.com.ar

La Playa Escondida de Argentina es la playa nudista estrella de Argentina. Se encuentra muy cerca de Mar del Plata, ofreciendo toda belleza atlántica con sus dunas y acantilados. El ingreso a la playa es libre y cuenta con algunos servicios como duchas, baños, alojamiento y restaurantes. Sus centros hoteleros -también naturistas- ofrecen hermosas vistas desde sus balcones de pasto.

Cómo llegar: Debes tomar la ruta provincial 11, que comunica Mar del Plata con Miramar, y movilizarte 25 kilómetros (existen omnibuses que realizan el tramo desde Mar del Plata cada media hora). Una vez que finaliza el complejo de hoteles de Chapadmalal, son 2,5 km hasta la Playa Escondida.


Código de conducta naturista

La Federación Naturista Internacional considera que el “desnudo en común” es “una forma de vida en armonía con la naturaleza”. Y que debe favorecer el “respeto por uno mismo, por los demás y por el medio ambiente”. Así, a lo largo de los años se ha establecido una especie de código de conducta esencial para la existencia armoniosa de lugares aptos para el nudismo. Dentro de este código encontramos normas como las siguientes:

  • El desnudo es aconsejable, pero no obligatorio en los espacios públicos habilitados para hacer nudismo. De cualquier forma la idea es integrarse, al paso que uno desee, para así evitar molestar al resto de los nudistas.
  • Respetar el espacio personal y no molestar a las personas con conductas invasivas.
  • No se puede grabar o tomar fotografías sin el permiso explícito de quien es fotografiado/grabado.
  • Llevar siempre una toalla personal para sentarse por motivos de higiene.
  • No tener comportamientos sexualmente ostentosos o de carácter obsceno.
  • Ser extremadamente cuidadoso con la basura y no tirarla fuera de los lugares destinados a tal fin, si no hay basureros es necesario llevársela. Lo más importante es no contaminar el medio ambiente y no provocar daños a la flora o fauna.

Fuente: Denomades.com

Comentarios