El nuevo modelo tiene mayor movilidad, conexión 4G y reconoce la voz de sus amos

 

El primer perro robot de Sony nació en 1999 y se llamaba Aibo. Tuvo varias versiones hasta que se dejó de fabricar en 2006, y ahora confirma los rumores sobre su regreso, aprovechando todo el desarrollo tecnológico de la última década, con un modelo de un aspecto más parecido a un perrito y con una movilidad que sorprende, gracias a 22 puntos de flexión.

 

Entre sus cambios está la inclusión de pantallas OLED para los ojos, lo que le permite darle más expresividad, tiene conectividad Wi-Fi y 4G y dos cámaras, además de múltiples sensores y micrófonos, para lograr una mayor interacción con su entorno (aprende la disposición de las habitaciones, por ejemplo) y con sus dueños.

 

También logra aprender nuevas cosas gracias a su procesador interno y su sincronización con los servidores de Sony , con herramientas para analizar sonidos y reconocer a sus dueños, entre otras cosas que promete Sony.

 

La batería le da un par de horas de autonomía, es posible administrarlo a distancia y tendrá un precio en Japón cercano a los 1700 dólares, además de otros 26 dólares al mes para el control remoto, cuando salga a la venta.

Fuente: Lanacion.com

 

Comentarios