Las envidiables curvas de Sophia Loren tenían un secreto: los espaguetis. La actriz tuvo siempre una gran cercanía con la cocina, una herencia que su abuela le dejó tras tantos platos cocinados.

Quizás usted no esté enterado/a, pero Sophía Loren no sólo hacía buenas películas y fue uno de los más grandes símbolos sexuales que marcaron una época, también gustaba del noble arte culinario, un interés  que llegó desde las manos de su abuela, con quien compartía largas horas de su infancia, y de quién heredó la gracia y el encanto de cocinar ricos platillos.

Esta valiosa información se desprende de El Comidista, espacio culinario del diario El País donde el destacado Periodista Mikel López Iturriaga despliega su amor por la comida, compartiendo detalles de la vida gastronómica de Loren, descifrando, incluso, algunas cooperaciones que la actriz realizó con algunas marcas de pastas.

Sophia reveló que su figura mucho tiene que ver con los espaguetis, una de las comidas más clásicas de su tierra y que su abuela reforzó durante su niñez.

¿Quién lo diría, una de las mujeres más espectaculares del cine revela que su figura es gracias a las pastas? ¡Por qué no! Ya que al disfrutarlas en las dosis necesarias y mezcladas con saludables verduras, suelen ser el más apetitoso platillo que muchas personas, incluida Loren, saben degustar sin culpa alguna, es sólo el placer de comer.

Fuente : www.sabrosia.com

Comentarios