EN EL 2016 EL ARTISTA ANISH KAPOOR DESARROLLÓ Y PATENTÓ EL VANTABLACK, “EL NEGRO MÁS NEGRO”
El Vantablack es una sustancia hecha a partir de nanotubos de carbono1​ y es la segunda sustancia más oscura (Superada únicamente por su sucesor, el Vantablack 2.0) que existe actualmente llegando a absorber hasta un 99,965% de la radiación de luz visible.2​
En el 2016 el artista Anish Kapoor anunció públicamente que había desarrollado, en colaboración con una empresa del sector aeroespacial llamada NanoSystems, un material capaz de absorber un 99.96% de luz: un tipo de negro llamado Vantablack, también denominado “the blackest black”. Esto no pasaría de ser una buena nueva si no fuera por el revuelo —no exento de réplicas*— al que asistimos alrededor del descubrimiento. No contento el escultor con el hallazgo, procedía a patentarlo para su uso en exclusiva.

El Vantablack supone un salto en las artes plásticas complicado por el momento de interpretar críticamente. Su poder de absorción lumínica abre un novísimo campo de expresión no sólo en la pintura o la escultura, también en sectores como el arquitectónico o el textil. A partir de fotografías, somos capaces de ver cómo este material puede imprimirse en cualquier superficie y ocultar por completo todo rasgo volumétrico. Situándonos ante una nueva plástica de la oscuridad, un tacto de invisibilidad diferente, al menos en parte, de antiguas aproximaciones artísticas de objetivo similar**. Aun con todo, el uso de este material permanecerá en exclusiva para equipos aeroespaciales, fines militares y en las obras de Anish Kapoor… Sea cual sea ese horizonte, parece que nos está siendo vetado.Es evidente que Anish Kapoor patenta un material por la sola razón de que nadie pueda utilizarlo en círculos artísticos, dando a entender que si así fuera, su discurso —y su negocio— se vería perjudicado. Además de perseguir con su acción un fundamento artístico más que dudoso, su obra misma, presumimos, corre el riesgo de convertirse en mera divisa de intercambio mercantil —abocada a su propia lógica interna y aislada, financiera—. Las razones que da Kapoor son poco menos que ridículas y elusivas. Viene a decir que se trata de un “proyecto” en el que ha estado trabajando varios años, aún en fase de experimentación, y que por ello ve natural el patentarlo.

FUENTE PIJAMASURF.COM

Comentarios